Duki se consagró anoche como el artista más joven en tocar en el estadio de River

0
63

– Duki, el máximo referente del trap argentino, coronó anoche su debut en el estadio de River Plate, donde hoy le aguarda una última y segunda función, con un repaso por todas sus eras musicales, el soporte de invitados estelares a la altura de su consagración ante más de ochenta mil personas.

El rapero nacido hace 27 años bajo el nombre de Mauro Ezequiel Lombardo, junto a una banda calibrada para rockear el repertorio, dominó durante dos horas el escenario y no titubeó para interrumpir el set de tanto en tanto para ponerle fin a los tumultos que derivaban en desmayos repentinos.

Sobre un escenario que recreaba el planeta ficticio de «Antes de Ameri», su última placa, Duki cumplió también con creces con su rol de líder generacional: es que el músico oriundo del barrio porteño de Almagro bajó línea y se sacó de encima cualquier rotulo de «rockstar»: «Yo no me voy a hacer el rockstar, el John Lennon, el Slash, yo soy Mauro Ezequiel Lombardo y soy igual que todos ustedes».

«Les estoy agradecido a todos ustedes porque me eligieron, muchas gracias por darme este lugar. Voy a vivir en Argentina hasta el puto día que me muera», dijo en una de sus primeras intervenciones del show que abrió con «Givenchy» y que, tras la primera interrupción en «Otro Level», continuó con uno de los himnos del trap nacional titulado «Tumbando el club» que marcó un antes y un después en la unión de los artistas de la escena.

«Si me sobrara el tiempo» y «Volando Bajito» sonaron antes de la llegada del primer invitado, Rei, quien le puso el cuerpo y su voz a canciones como «Pininfarina» y «Pintao» en el primer bloque del show donde también se destacaron otras piezas como «Piensa en mí», «Hablamos mañana» y «Además de mí».

A lo largo de la noche y el repertorio, otros estelares y exponentes de la escena musical actual como Bizarrap, Khea, C.R.O, Bhavi, Milo J, Tiago PZK, FMK, Lit Killah, Rusherking y Emilia Mernes también acompañaron a Duki en esta «pelea» para la que se «estuvo preparando todos estos años», según declaró el último miércoles en una conferencia de prensa que interrumpió intempestivamente cuando se confesó sobre la «angustia» de haber cumplido a tan corta edad semejantes logros.

«La gente percibe la tristeza como algo negativo, pero no lo es. Es algo que nos fortalece. Si estás triste, hablá de ello. Yo soy hombre y he llorado desde que nací, y eso me hace fuerte. Aquellos que creen que está mal llorar son unos cobardes y carecen de valentía. Si alguien los llama cagones por llorar, ustedes respondan: ‘Vos sos un cagón por no querer mostrar tus emociones, gil'», se descargó desde el escenario para despejar dudas.

La lista hilvanó temas como «Si quieren frontear», «Como si no importara» «Wacha» y «Hit Boy», canciones de todas sus eras y etapas musicales, incluidas sus incursiones en el reggaetón, el R&B, el pop y hasta en el trap más alternativo que el año llevará por suelo español en su conquista en el Santiago Bernabéu.

Pero más allá de las postales románticas junto a su novia Emilia Mernes que derrocharon complicidad y ternura, Duki incluso festejó su propio legado y matizó algunas ausencias como las de Neo Pistea e YSY A, sus aliados en «Modo Diablo», cuando recreó en soledad en «Quavo», de las más festejadas junto a «Goteo», «Hello Cotto» y la desgarradora «She Don’t Give a Foh» que dejó como broche final.

Secundado por la parafernalia de las llamaradas y fuegos de artificio, el protagonista de la noche apeló a su propio fuego interior para encontrar un balance sano sus propio desborde de emoción y la firmeza de un performer devenido en uno los artistas más convocantes del país.

Con la experiencia a cuestas de su salto a los estadios que inauguró a finales del año pasado con cuatro fechas en en el estadio de Velez, Duki sigue guiando al resto desde la primera fila del movimiento: «Lo que más pensaba es que en el futuro, cuando alguien busque un show mío en vivo, probablemente salgan estos shows en River, entonces desde ese lado, hay un poquito de presión pero también un poquito de goce. Supongo que cuando me pare ahí todo cambia», respondió el miércoles ante una pregunta de Télam.

Esta noche volverá a revalidar el hito de ser el artista más joven en presentarse en ese estadio y tendrá como números de apertura una vez más a dos raperos como CNO y Acru, a los que invitó especialmente como aval ante las masas por lo que ambos dieron y siguen dando por la identidad del rap argentino.

Eyectado como uno de los nombres de la escena musical argentina con resonancia internacional, Duki viene de completar una serie de presentaciones en México y llega a estos dos River que se desarrollarán este sábado y domingo, y que se realizan con tickets agotados, luego de cuatro shows en Vélez en 2022 y realizar una gira por Estados Unidos con el cartelito «sold out» en las boleterías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here