El Papa se reunió con Milei durante casi una hora y media

0
84

Después del saludo protocolar que tuvieron durante la canonización de Mamá Antula el domingo, este lunes el Papa Francisco recibió personalmente al presidente argentino Javier Milei en el Vaticano y charlaron durante 70 minutos sobre la situación del país y las políticas que viene implementando el gobierno para revertirla.

Luego del encuentro entre ambos mandatarios, ingresaron a saludar al Papa la Secretaria General de la Presidencia, Karina Milei y los ministros del Interior, Guillermo Francos, de Relaciones exteriores, Diana Mondino y de Capital Humano, Sandra Pettovello.

Según informaron desde el gobierno, Milei le pidió perdón a Francisco por las expresiones agraviantes que había tenido hacia su persona años atrás y el Sumo Pontífice las aceptó y después tuvieron un diálogo “franco”, en el que mandatario argentino le explicó los proyectos de fondo que sostienen los recortes con contención social a los más pobres, para restablecer el equilibrio fiscal que le permita al país crecer en el futuro.

Javier Milei llegó a la Santa Sede a las 8:58, hora local, a las 5 de Argentina y luego de ser recibido en el Palacio Apostólico por la Guardia Suiza fue acompañado hasta la biblioteca vaticana donde lo esperaba Francisco.

Teniendo en cuenta el nivel de tensión que existía entre las partes, por la afinidad que había tenido el Sumo Pontífice con sectores del kirchnerismo inicialmente y después por los agravios de Milei y algunos de sus colaboradores, es un dato alentador la reunión de 70 minutos entre ambos líderes.

De hecho, es buena la comparativa con otros ex presidentes. Con Cristina Kirchner estuvo menos de una hora en 2013, cuando la ex Presidenta viajó para su asunción, pero luego estuvieron otras 6 veces juntos; hubo incluso almuerzos de casi dos horas. Después, con Alberto Fernández estuvo 44 minutos en 2020 y con Mauricio Macri en 2016 apenas 22 minutos. Es decir, Milei es el presidente argentino al que más tiempo recibió Francisco en un primer encuentro.

En lo formal, ambos intercambiaron regalos. Milei le dio al Papa una carpeta con la copia de la carta manuscrita del Canciller José María Gutiérrez a Juan Bautista Alberdi, acreditándolo como representante en Europa (mayo de 1854); un cuadro con la postal conmemorativa de Mama Antula que el Correo Argentino distribuyó en ocasión de su beatificación (agosto de 2017) y alfajores de dulce de leche y galletitas de limón.

Y como obsequio personal, Miei llevó libros de Jesús Huerta de Soto, el economista español que suele citar en sus discursos y que mencionó el 10 de diciembre, luego de asumir la Presidencia, para referirse a la pobreza.

En tanto, el Papa le obsequió entregó un medallón de bronce inspirado en el Baldaquino de San Pedro, los volúmenes de documentos papales y el Mensaje por la Paz de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here