El Museo Internacional para la Democracia de Rosario se metió «en el barro de la historia» de la Revolución de Mayo: «Desafíos e impacto en la actualidad»

0
57

Con gran convocatoria, el Museo Internacional para la Democracia llevó adelante la primera edición de “Conversaciones para pensar el país”, un ciclo para repensar el significado de la Revolución de Mayo a través del análisis de documentos históricos, un recorrido guiado y la disertación de expertos.

«Ver el museo lleno de gente escuchando a pensadores como Gabriel Di Meglio e Ignacio Martínez es un orgullo», valoró el presidente de la Fundación para la Democracia Internacional, Guillermo Whpei, y agregó: “Se dijeron cosas muy interesantes que quedaron rebotando en las cabezas de todos cuando nos fuimos y eso es lo que queremos que pase con este ciclo: conversar para pensar un país más justo y equitativo”.

Asimismo, el titular de la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos, reflexionó acerca de la temática abordada y aseguró: “Un mundo sin hambre, sin esclavos, con libertad y sin guerras; ese tal vez sea el objetivo de nuestra gran revolución; pensar un mundo mucho mejor para nuestros hijos es la gran revolución que soñamos”.

Por su parte, la directora del Museo para la Democracia de Rosario, Marina Sala, recalcó que el espacio de calle Sarmiento “fue pensado para encuentros como este, para reflexionar sobre los dilemas más urgentes de las democracias contemporáneas”.

En esa línea, aseveró: “Poder pensar desde la Revolución de Mayo hasta el presente la construcción de país y de cara a un futuro que se presenta tan complejo es lo que nos da sentido”.

Durante el evento, el historiador Gabriel Di Meglio llamó a la audiencia a preguntarse acerca de los grandes desafíos que presentó la revolución una vez iniciada y sobre cómo construir un nuevo orden; mientras que su par, Ignacio Martínez, hizo hincapié en la importancia de que cada generación vuelva a escribir su historia “porque el pasado no cambia pero el presente sí”.

Durante el encuentro, una amplia cantidad de visitantes disfrutaron de un recorrido guiado por el Museo, que se ha consolidado como un espacio de referencia para conocer la importancia de los derechos humanos, la democracia, la equidad y la justicia a través de su extensa colección de más de mil objetos originales que narran los desafíos de las democracias en el mundo.